Noticias

Noticias

NOTICIAS

null Con entrega de predios a beneficiarios de restitución de tierras se cumplen fallos en el Suroeste y Oriente de Antioquia

La Unidad de Restitución de Tierras hizo efectiva la entrega material de dos predios que fueron abandonados por la violencia en los municipios de Ciudad Bolívar (Suroeste) y San Carlos (Oriente) en el departamento de Antioquia. Con esta labor se dio cumplimiento a las órdenes emitidas por el Juzgado Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras, quien también impartió medidas de atención a la familia que ocupaba una de las propiedades.

La Unidad de Restitución de Tierras hizo efectiva la entrega material de dos predios que fueron abandonados por la violencia en los municipios de Ciudad Bolívar (Suroeste) y San Carlos (Oriente) en el departamento de Antioquia. Con esta labor se dio cumplimiento a las órdenes emitidas por el Juzgado Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras, quien también impartió medidas de atención a la familia que ocupaba una de las propiedades.

Medellín, 26 de febrero de 2021 (@URestitucion). Familias desplazadas por las fuertes confrontaciones armadas de los grupos ilegales en las subregiones del Suroeste y Oriente de Antioquia, recuperaron sus predios en zona rural de los municipios de Ciudad de Bolívar y San Carlos. El cumplimiento de la orden judicial fue liderada por los equipos técnicos de la Unidad de Restitución de Tierras, autoridades judiciales y gubernamentales de las dos jurisdicciones.

La directora territorial de la Unidad de Restitución de Tierras en Antioquia, Eliana Jaramillo, explicó que, en el caso del predio ubicado en zona rural de Ciudad Bolívar, fue restituido y entregado a un adulto mayor y su hija, quienes se desplazaron en 1996 por la confrontación librada entre los frentes 9 y 34 de las FARC, los frentes Carlos Alirio Buitrago y Ernesto Che Guevara del ELN y los bloques Metro y Suroeste de las Autodefensas. La sentencia reconoce la propiedad sobre un total de 7.507 metros cuadrados.

Respecto a la entrega realizada en el municipio de San Carlos, beneficia a una mujer de 73 años, su esposo, su hija y una nieta, quienes desde ahora adquieren la propiedad legal del predio en la cabecera urbana con un área total 191 metros cuadrados. La propiedad fue abandonada en 1999 como consecuencia de los enfrentamientos entre las guerrillas de las FARC y el ELN, y tras la amenaza directa de “colaborar con la causa o morirse”.

Así recuerda uno de los beneficiarios aquellos días de violencia en los que se vio obligado a dejar su predio: “El problema allá empezó por qué a mí me tocaba transportar a los guerrilleros en mi carro, incluso en muchas ocasiones ellos llegaban a la finca y se quedaban, se hospedaban, eso lo hacían en todas las casas de la vereda; luego llegaron los paramilitares matando muchas personas, entre ellas un vecino mío. Luego fueron a preguntar por mí, y no me encontraron porque yo me había ido para el Chocó”, recuerda.

Es importante resaltar que uno de los fallos reconoció la calidad de segundo ocupante a la familia que ocupó una de las propiedades, debido a que eran víctimas de la violencia al ser desplazados de manera forzosa de una vereda en el municipio de San Carlos en el año 2001. En el fallo se establece que se debe entregar un inmueble equivalente al restituido pero en ningún caso con una extensión superior a una Unidad Agrícola Familiar e impartir medidas de atención en salud, educación, alimentación, vivienda y orientación ocupacional.

Para los casos de los beneficiarios de restitución de tierras las sentencias contemplan múltiples medidas de reparación enfocadas a la condonación y exoneración de obligaciones tributarias generadas durante el tiempo de desplazamiento, tasas y otras contribuciones a favor de los predios restituidos, inclusión en el Registro Único de Víctimas (y los beneficios que de ello conlleva), medidas de seguridad social y un subsidio de vivienda.

Finalmente, se destaca que en Antioquia se han restituido cerca de 19.000 hectáreas a cerca de 6.000 personas víctimas de la violencia.