Noticias

Noticias

NOTICIAS

null En marcha primer proyecto de ganadería bufalina apoyado por restitución de tierras en Tierralta, Córdoba

com.liferay.journal.internal.util.JournalContentImpl@2b209d34

La iniciativa es implementada por una familia víctima de la violencia de la vereda Palmira en el municipio de Tierralta (Córdoba), con el acompañamiento del programa de Proyectos Productivos de la Unidad de Restitución de Tierras. Además, gracias al programa Juntos por el Campo del MinAgricultura, lograron firmar acuerdos que aseguran la comercialización de los productos.

La iniciativa es implementada por una familia víctima de la violencia de la vereda Palmira en el municipio de Tierralta (Córdoba), con el acompañamiento del programa de Proyectos Productivos de la Unidad de Restitución de Tierras. Además, gracias al programa Juntos por el Campo del MinAgricultura, lograron firmar acuerdos que aseguran la comercialización de los productos.

 

Tierralta (Córdoba), 30 de abril de 2021 (@URestitucion). La directora territorial de la Unidad de Restitución de Tierras en Córdoba y Bajo Cauca antioqueño, Dina Montalvo, informó que avanza la implementación de la línea productiva de ganadería bufalina y producción de leche impulsada por el Programa de Proyectos Productivos de la Unidad. “Es el primero en llevarse a cabo en la Región Caribe, lo que nos motiva a seguir acompañando a familias restituidas en su camino como empresarios del campo”.

Se trata de la familia Anaya Sedan, víctimas de secuestro extorsivo, despojo y desplazamiento forzado por parte de la guerrilla y los paramilitares, quienes luego de 30 años de abandonar su predio ubicado en el corregimiento Palmira del municipio de Tierralta (Córdoba), lo recuperaron a través del proceso de restitución de tierras y ahora le apuestan a la producción de leche cruda de ganado bufalino como una opción productiva para generar ingresos y seguridad alimentaria.

“Luego de sufrir los estragos de la violencia, el proceso de restitución ha sido nuestra salvación, porque por otras instancias no se había logrado y de esta manera queremos aprovechar al máximo las bondades del predio con la implementación de la ganadería bufalina, porque consideramos que es la adecuada por su nobleza, buena adaptación y producción de carne y leche”, expresó Alejandro Anaya, beneficiario.

La familia Anaya Sedan recuperó su predio de 38 hectáreas llamado La Paz, gracias a una sentencia  proferida el 18 de febrero de 2020 por el Juzgado Tercero Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras  de Montería.

Desde entonces, la Unidad de Restitución de Tierras a través de su programa de Proyectos Productivos les ha brindado asesoría técnica y entregará recursos por $34.709.000 para la compra de ocho búfalas paridas y/o preñadas y el establecimiento de 1.25 hectáreas de cultivo de papaya, lo que incluye la mecanización de la tierra, semillas e insumos agrícolas.

Como complemento al fortalecimiento del proyecto productivo a través de las estrategias Juntos por el Campo y Agricultura por Contrato del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, la Unidad propició la firma de un acuerdo comercial entre la familia restituida y la empresa Lácteos La Quesera de Tierralta, con el propósito de asegurar la comercialización de leche cruda de búfala a precios justos del mercado y sin intermediarios.

“Nos embarga la felicidad y la esperanza, porque con la firma del contrato de comercialización y nuestro proyecto productivo de leche de búfala tenemos garantizada la compra del 100% de la leche producida en nuestro predio, por un valor de $1.400 el litro durante dos años y con la certeza de que es un producto de alta calidad y con gran aporte de nutrientes”, manifestó María Fernanda Anaya, representante del proyecto productivo de la familia beneficiaria de la Unidad de Restitución de Tierras.

La empresa se proyecta como una empresa que además de producir leche de búfala, la transformará en excelentes productos como yogures, helados, suero, queso, entre otros.

En el municipio de Tierralta, la entidad ha entregado a 69 familias beneficiarias del proceso de restitución de tierras más de $2.000 millones en recursos para la puesta en marcha de proyectos productivos de ganadería, cacao, forestales, frutales y tubérculos, entre otros.