Blogs
Esta sección permite ejecutar su propio servicio de Blogs. Todos los usuarios pueden escribir sus entradas.
Atrás

En los Montes de María se respiran vientos de paz y reconciliación

 

La Unidad de Restitución de Tierras (URT) hace su aporte a la construcción de paz. Con la implementación de la Ley 1448 de 2011, se dan las garantías necesarias para que las víctimas del conflicto armado gocen de la reparación integral.

El sobreviviente de Capaca

Los campesinos, cuando cuentan sus historias, algunos lloran, pero, gracias a la restitución de tierras, hoy en día muchos ríen. Este último es el caso de Ramiro*, un carmero arraigado a su tierra y que, a pesar de haber perdido a uno de sus hijos en la masacre de Capaca, zona rural del municipio de Zambrano, se ve lleno de energía, trabajando incansablemente en su parcela.

El proyecto productivo le dio los recursos necesarios para comprar ganado, semillas y adecuar corrales. Gracias a una sentencia de restitución de tierras, no solo recuperó el predio que una vez vendió por su estado de necesidad; sino, también, la familia que había perdido.

Ahora, su familia se reúne entorno a la tierra. Esta política le dio a Dorilia* la posibilidad de reencontrarse con su padre y hermanos, quienes, por efectos de la guerra, tomaron caminos diferentes en busca de un mejor futuro.

“Hasta mi papá, que tiene problemas de vista, uno lo ve trabajando en la parcela. Para qué tenerlo encerrado, si él siempre ha sido hombre de campo”, manifestó Ramiro.

Dorilia, la mujer que recuperó la esperanza

Dorilia, una mujer líder por naturaleza, que vivió el conflicto armado de cerca, es hija de un campesino beneficiado con el proceso de restitución. Se dedica a la docencia y trabaja en la parcela que su padre le dejó por herencia. Hoy, con su familia, tienen un ingreso seguro, derivado de la cría de ganado doble propósito.

“No teníamos esperanza de regresar a nuestras tierras. Cuando el mismo Estado fue dando garantías, las esperanzas volvieron a nacer”, afirmó Dorilia. Para ella fue un logro importante ante tanto sufrimiento y tantos años de espera. “Ver llorar a mi padre cuando le entregaban la sentencia de restitución fue algo inmenso, no tanto por lo que significaba para la familia, sino por lo que significaba para su lucha”.

Hoy Dorilia está feliz, con ganas de trabajar en el campo: “Yo, a todo el mundo, le digo: ‘estoy en la finca, nos devolvieron la tierra’”.

Las manos que tejen paz en Mampuján

En María la Baja, otro municipio que hace parte de los Montes de María, también se escriben historias maravillosas. En esta población, habitada en su mayoría por comunidades negras, la violencia tocó la puerta un 10 de marzo del año 2000, cuando un grupo de paramilitares al mando de Rodrigo Mercado Pelufo, alias Cadena, exjefe del Bloque Montes de María, llegó al corregimiento de Mampuján.

Con amenazas, reunió a la población en la cabecera municipal. Ese nefasto día, en contra de su voluntad, 7 campesinos lo guiaron para llegar a la vereda Las Brisas, donde los paramilitares masacraron a 11 personas.

Con el recuerdo vivo, los campesinos renacen de las cenizas. En medio de las dificultades sacan adelante a sus familias y hoy son ejemplo de reconciliación. Se destacan, entre ellos, los hombres y mujeres líderes que luchan de manera incansable por la reivindicación de sus derechos como víctimas del conflicto armado.

En esta población, nacen las mujeres tejedoras, Premio Nacional de Paz por su iniciativa para trabajar por la reconciliación, la memoria y el perdón. Ellas escribieron las líneas gruesas de una historia que hoy replican en todos los espacios donde son convocadas. Muchas, beneficiarias del proceso de restitución, trabajan en sus tejidos, crían a sus hijos y labran la tierra.

A través de los proyectos productivos, la URT, con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), beneficia a más de 100 familias en esta población.

El trabajo de este grupo de campesinos se ve reflejado en sus ingresos. Con el cultivo y comercialización de productos como el ñame, la yuca y el maíz, han logrado mejorar su calidad de vida y ser generadores de empleo en épocas de cosecha.

Estas son solo una muestra de las historias que encontramos en los Montes de María, subregión del Caribe Colombiano, compuesta por 15 municipios de los departamentos de Bolívar y Sucre. Una de las primeras zonas donde se viene trabajando con éxito la consolidación y reconstrucción del territorio, y donde la Unidad de Restitución de Tierras muestra sus mejores resultados, recuperando predios para las víctimas del conflicto armado y generando acciones efectivas hacia el posconflicto.

 

 

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.