Noticias

Noticias

NOTICIAS

null Avanza entrega de predios de familias restituidas en Santander

La Dirección Territorial de la Unidad de Restitución de Tierras en el Magdalena Medio dio cumplimiento a la entrega de un predio, de acuerdo a lo ordenado por el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cúcuta, que protegió el derecho fundamental a la restitución de tierras a una familia en Girón, Santander. Ahora podrán implementar proyectos productivos para reiniciar su vida productiva.

Girón, Santander, 01 de marzo de 2021 (@URestitucion). La familia Motta tuvo que abandonar su parcela y las actividades de ganadería que allí desarrollaban en el año 2001 por la coacción y las amenazas de reclutamiento forzado de las FARC y los paramilitares, que operaban en la zona rural del municipio de Girón, Santander.

Gracias a la gestión de la Unidad de Restitución de Tierras y tras sentencia de restitución proferida por el Juez de la Sala Civil Especializada en Restitución de Tierras, se cumplió la entrega material del inmueble denominado El Naranjito, de 77 hectáreas, ubicado en la vereda Martha.

Una vez fue reconocida la legitimidad de las pruebas y testimonios, el juzgado protegió el derecho fundamental a la restitución de tierras de los solicitantes y su núcleo familiar y se desestimó la oposición presentada. Asimismo, se ordenó continuar con el cultivo de palma que en la actualidad allí se desarrolla, para que se explote y se destine el producido del proyecto a programas de reparación colectiva para víctimas en las vecindades del predio, incluyendo a la familia beneficiaria de la restitución.  

La Unidad de Restitución de Tierras asesorará a las familias en temas de emprendimiento y en la implementación de proyectos productivos durante dos años, los cuales deberán estar acordes con la vocación del uso del suelo. El objetivo es reeducar a los campesinos en unas dinámicas productivas y tecnológicas actualizadas para que las víctimas puedan transformar su vida y lograr un futuro sostenible.

*Ligia Motta ve este proceso como el mayor de sus logros. “Le agradezco a Dios y a la Unidad por permitirme dejarle algo a mis hijos y volver a mi tierrita, mi esposo desde el cielo debe estar muy feliz”, expresó. La restitución de tierras transforma vidas y continuará reparando a las víctimas de la violencia, garantizando su acceso a la justicia.