Noticias 2020

null La restitución de tierras llegará a nuevas zonas del Occidente, Norte y Nordeste de Antioquia

com.liferay.journal.internal.util.JournalContentImpl@2b209d34

En Comité Operativo Local de Restitución de Tierras presidido por el director general de la Unidad de Restitución de Tierras, Andrés Castro Forero, los altos mandos de las Fuerzas Militares y de Policía que operan en Antioquia, los representantes del Ministerio Público y la Agencia para la Reincorporación y Normalización acordaron definir nuevos polígonos de intervención para responder a solicitudes de restitución en Dabeiba, Amalfi y Briceño.

 

Medellín, julio 31 de 2020 (@Urestitución). En cabeza del Director General de la Unidad de Restitución de Tierras, Andrés Castro, tuvo lugar el Comité Operativo Local de Restitución de Tierras de Antioquia que cumplió el objetivo de evaluar las posibilidades de intervenir con labores de restitución de tierras nuevas zonas en el departamento.

Gracias al apoyo del Ministerio de Defensa, el Ejército Nacional, la Policía de Antioquia, la Procuraduría y la Agencia para la Reincorporación y Normalización, este escenario de planeación y evaluación estratégica entregó buenas noticias para las personas que esperan la respuesta sobre las solicitudes de restitución de tierras sobre predios que abandonaron o les fueron despojados en los municipios de Dabeiba, Amalfi y Briceño.

En estas localidades, priorizadas además por ser municipios PDET, se espera que por primera vez llegue el proceso de restitución de tierras con el propósito de avanzar en la reparación integral de las víctimas de la violencia en el Occidente, Nordeste y Norte de Antioquia. Para lograrlo la Unidad de Restitución de Tierras en un trabajo articulado con las Fuerzas Militares y de Policía establecerán, en una primera fase, las zonas de intervención para restablecer los derechos sobre las propiedades abandonas y/o despojadas.

Con relación a Dabeiba la Unidad de Restitución de Tierras iniciará labores atendiendo las solicitudes vigentes en el casco urbano del municipio. Adicionalmente, con el apoyo de la Brigada 17 del Ejército, el Batallón Voltijeros y la Policía Antioquia se definió establecer en el corto plazo un posible polígono de intervención en un importante segmento de la zona rural norte del municipio.

Respecto a Amalfi y Briceño, se proyectó también la intervención de sus cabeceras urbanas y la definición de un perímetro en las veredas cercanas a estas zonas, con el fin de avanzar de manera progresiva en los territorios garantizando la integralidad del proceso de restitución y esencialmente las condiciones de seguridad de los solicitantes, equipos técnicos y de la Fuerza Pública.

De acuerdo con el Director General de la URT, Andrés Castro, “es indispensable que toda la institucionalidad se una para que el proceso de restitución de tierras pueda avanzar. A eso le estamos apostando en Antioquia, llevar la restitución de tierras a territorios a los que nunca había llegado”.

Con este anuncio se espera entonces que durante este segundo semestre del 2020 se comiencen a concretar las acciones con las que verá luz por primera vez la restitución de tierras en estas zonas, que durante años han cargado con el peso de la violencia. Una vez se haya definido en plan de acción, se realizará la socialización con las autoridades locales y la sociedad civil de estos tres municipios, con el fin de garantizar la participación y transparencia de este apartado de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras.

A la fecha en Antioquia han sido restituidas 16.258 hectáreas a lo largo de los nueve años de la vigencia de la Ley. Un territorio equivalente, por ejemplo, al área total de los municipios de Envigado, Itaguí y Guatapé. Además, con las sentencias de restitución se han beneficiado cerca de 5.000 personas, las cuales han recibido asesoría técnica y apoyo económico del orden de los $21.330 millones para la implementación de proyectos productivos.

Resultados que ha sido posibles por el actuar de la Fuerza Pública con la que en el último año se han ejecutado de manera conjunta más de 300 operaciones en campo, muchas de ella en las 61 nuevas microzonas habilitadas gracias al aval y acompañamiento del Ejército Nacional, la Policía Nacional y los diferentes batallones de desminado humanitario que operan para este ente territorial.

Fotos cortesía Oscar Ríos, municipio de Briceño.