Noticias 2020

null Gracias a proyecto de producción de cuy campesinos víctimas de la violencia se convierten en empresarios en Tangua, Nariño

com.liferay.journal.internal.util.JournalContentImpl@2b209d34

En Tangua, familias campesinas que fueron víctimas de desplazamiento forzado, recuperaron su tierra y hoy emprenden. Su negocio es la venta de cuyes a domicilio en la ciudad de Pasto.

 

 

Tangua, 30 de junio de 2020 (@URestitucion). La restitución de tierras va más allá de la entrega de la tierra, pues transforma vidas y territorios con la implementación de proyectos productivos sostenibles. Un ejemplo de ellos es el municipio de Tangua, Nariño, donde sus habitantes, tras superar hechos de violencia en los años 80 e iniciar su proceso de restitución en 2002, han logrado consolidar la producción de cuy con 14 proyectos productivos.

Después de mucho tiempo, a través de solicitudes de restitución de tierras, estas familias recuperaron a sus hogares y retornaron a sus predios. La Unidad de Restitución de Tierras ha logrado, por medio de las demandas radicadas, que los jueces y magistrados profieran 82 sentencias de restitución de predios ubicados en ese municipio.

Esta población es hoy beneficiaria del proceso restitutivo y se dedica a la actividad ganadera, agrícola y a la cría de especies menores como los cuyes, lo que se ha convertido en su principal fuente de empleo. La Unidad ha invertido $435.366.280 en la implementación de estos 14 proyectos productivos.

Silvia Montilla es una de las beneficiarias del proceso de restitución de tierras y es representante legal de la Asociación Campesina Productora de Cuyes (Asocamcuya), organización creada para el fomento de la producción de cuy. Esta mujer expresa su agradecimiento con la Unidad de Restitución de Tierras por regresarles los predios en los que hoy pueden vivir seguros y trabajar con libertad, además, extendió su agradecimiento al Gobierno de Suecia y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) por el acompañamiento y apoyo en la producción de sus insumos del campo: “Sin restitución de tierras, Suecia y la FAO hoy no podríamos contarles este sueño tan anhelado”, agregó la beneficiaria.

El convenio de cooperación internacional suscrito entre el Gobierno de Suecia, la FAO y la Unidad de Restitución de Tierras ha permitido fortalecer los proyectos de cría de cuyes. Por medio de la implementación la estrategia Redes Locales de Integración Productiva (RLIP) se han involucrado de manera directa un importante número de familias en torno al proyecto cuyícola. Además, se han sumado muchas instituciones como la Gobernación de Nariño que, a través de las secretarías de Agricultura, Tecnología y Comunicaciones (economía colaborativa), han apoyado a 38 familias de Tangua, en la reparación del territorio y el fortalecimiento de las capacidades sociales, productivas y socioempresariales.

Gracias al convenio también se implementó una campaña de fomento al consumo de carne de cuy que se denominó “Cuy a toda Hora”, esta iniciativa con enfoque social aporta a la economía del departamento y asegura la sostenibilidad productiva con el fin de aumentar las ventas del producto de las familias restituidas.

A través de las redes sociales como Facebook, se ha promovido la compra de este producto típico nariñense durante el aislamiento preventivo. A lo largo de este periodo, 23.437 personas han interactuado con la página de la campaña, logrando impulsar el consumo de cuy e informar a los nariñenses sobre la ruta gastronómica y los asaderos ubicados en Pasto, que tienen disponible el servicio a domicilio.

Para conocer más se puede seguir la campaña y todas las novedades a través de “Cuy a Toda Hora” en Facebook y @CuyATodaHora en Twitter.