Noticias Diciembre 2014

null La Unidad busca devolver el territorio ancestral del resguardo indígena de Iroka, en la Serranía del Perijá

com.liferay.journal.internal.util.JournalContentImpl@2b209d34

La Unidad de Restitución de Tierras radicó demanda que busca restablecer los derechos territoriales de 874 familias indígenas de la comunidad Yukpa del Resguardo de Iroka, en la Serranía del Perijá, perteneciente al municipio de Agustín Codazzi.

 

Valledupar, 23 de Diciembre de 2014. Los territorios indígenas también hacen parte de la política de restitución de tierras, es por ello que la Dirección Territorial Cesar- Guajira presentó la demanda étnica a favor del resguardo indígena de Iroka del pueblo Yukpa, con una extensión de 8.678 hectáreas.

Con la presentación de esta demanda, se da cumplimiento a las disposiciones establecidas en el Decreto - Ley 4633 de 2011, en el que se avanza en el restablecimiento de los derechos territoriales de los pueblos indígenas y se reconoce de manera expresa al territorio como víctima; en consonancia con el contenido de disposiciones internacionales y constitucionales en las cuales se valora la relación espiritual que tienen las comunidades étnicas con la tierra.

Los 4.770 habitantes de la comunidad del resguardo indígena de Iroka, buscan que se les restablezcan los derechos vulnerados y que fueron arrebatados como consecuencia de la presencia de grupos armados al margen de la ley. Por años, los territorios de las comunidades indígenas han estado insertos en las dinámicas del conflicto interno armado que avive nuestro país.

Aspectos como el control y la tenencia de la tierra, la riqueza natural y mineral, así como el uso de estos territorios como corredor o escenario de los actores del conflicto armado han vulnerado a las comunidades indígenas sometiéndolas al desplazamiento y la pobreza.

Teniendo en cuenta los aspectos enunciados, los hechos y afectaciones sufridas por la comunidad Yukpa del Resguardo de Iroka, asentada en el municipio de Codazzi, departamento del Cesar, debido al conflicto armado interno han provocado una profanación espiritual de su territorio y el desequilibrio en la forma en que ejercen control sobre el mismo, razón por la cual es necesaria la adopción de medidas dirigidas a su restablecimiento.

Una vez entró en vigencia la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras la comunidad indígena Yukpa de Iroka, localizado en el municipio de Codazzi, departamento del Cesar, encontró el escenario para recuperar sus territorios y a través de la Mesa Permanente de Concertación con los Pueblos Indígenas, se  inició el proceso de restitución de tierras y de derechos territoriales.

El caso de los Yukpa de Iroka pone de relieve la importancia que tienen los factores subyacentes en el estado de vulnerabilidad de las poblaciones indígenas y cómo estos deben ser tenidos en cuenta en el marco de un proceso de restitución de derechos territoriales.

Para lograrlo, la Unidad de Restitución de Tierras a través de la Dirección de Asuntos Étnicos adelantó el proceso de caracterización de afectaciones territoriales e identificó, no sólo los principales hechos que han afectado a la comunidad, sino también el acervo probatorio que permitió redactar la demanda, que busca restituir los derechos territoriales afectados a esta comunidad indígena.