Noticias 2020

null Unidad de Restitución de Tierras busca proteger con medida cautelar al Resguardo Cabeceras - Puerto Pizario en Chocó y Valle del Cauca

com.liferay.journal.internal.util.JournalContentImpl@2b209d34

La medida cautelar busca proteger a 589 personas que conforman el Resguardo Cabeceras - Puerto Pizario ubicados en los municipios del Litoral San Juan, departamento del Chocó y en Buenaventura en el Valle del Cauca.

 

Cali, 24 de septiembre de 2020 (@URestitucion). La situación de vulnerabilidad de la comunidad del Resguardo Cabeceras – Puerto Pizario y las constantes amenazas de las que sus integrantes han sido víctimas, afectan derechos como el ejercicio de la autonomía y el gobierno propio, poniendo en riesgo la pervivencia física y cultural del Pueblo Wounaan. Por estos motivos la Unidad de Restitución de Tierras, sede Valle del Cauca, solicitó ante la autoridad judicial competente la adopción de medidas cautelares para proteger a esta comunidad.

Entre las amenazas a las que se enfrenta el resguardo está la constante confrontación armada en el territorio indígena y en zonas cercanas; hechos que afectan la movilidad, el uso y disfrute del mismo. Lo anterior sumado al temor generalizado en la población por la violencia generada por grupos armados y el narcotráfico, lo que ha causado su desplazamiento y confinamiento.

El Resguardo Cabeceras - Puerto Pizario está conformado por 139 familias y comprende un territorio de 2.900 hectáreas de tierra que, ahora, estarán protegidas por esta medida cautelar. Según explicó la directora territorial de la Unidad de Restitución de Tierras, sede Valle del Cauca – Eje Cafetero, Sandra Paola Niño, la medida fue radicada en el Juzgado especializado de Restitución de Tierras en el Valle del Cauca.

La funcionaria explicó, “con la medida cautelar pretendemos que se ordene a las entidades tanto departamentales como nacionales, la adopción de acciones asertivas, oportunas y eficaces para detener las afectaciones y riesgos que esta comunidad afronta y que los ha llevado al desplazamiento y abandono del territorio ancestral, vulnerando los derechos territoriales de la comunidad indígena del Pueblo Wounaan”.

Si bien en el margen del río Calima y río San Juan (municipios de Buenaventura y Litoral del San Juan) los impactos de la violencia han estado presentes desde los años 80 y continúan estándolo en esta zona que esta integrada en su totalidad por comunidades étnicas. 

La comunidad Wounaan del resguardo de Cabeceras-Puerto Pizario ha sido victimizada en varias oportunidades a manos de actores armados, pues la posición geoestratégica del territorio del Resguardo hace que sea una zona de vital importancia para estos grupos. La privilegiada ubicación de la comunidad ha generado que la mayoría de las afectaciones territoriales estén asociadas al narcotráfico, los cultivos de uso ilícito y la presencia de grupos armados. Estas situaciones se configuran como violaciones a los Derechos Humanos e infracciones al Derecho Internacional Humanitario.

La directora Sandra Niño reiteró el compromiso de la Unidad de Restitución de Tierras de continuar trabajando por lograr el goce efectivo de los derechos y la reparación integral a las comunidades indígenas de esta región del país.